Seguro que te suena el término de lentes monofocales, es bastante habitual en el mundo de la óptica. En este nuevo episodio de ClaraVisión Academy, nuestra compañera Lourdes García-Chicano nos explica qué son y qué tipos de lentes podemos encontrar.

¿Qué son las lentes monofocales?

Las lentes monofocales son un tipo de lente que tienen en toda su superficie la misma graduación.

¿Qué tipos de lentes monofocales existen?

Según el tipo de ametropía (defecto de refracción en el ojo que impide que las imágenes se formen debidamente en la retina) de cada paciente, podemos encontrar diferentes diseños.

  • Lentes para la miopía: Son lentes cóncavas (curvadas hacia dentro, como si fueran un cuenco), más gruesas en el borde y más finas en el centro. Se trata de unas lentes divergentes, hacen que los rayos de luz lleguen al ojo más separados y se puedan concentrar más lejos, ya que los miopes tienen el ojo un poquito más grande de lo normal.

lentes miopía

 

  • Lentes de hipermetropía: Son lentes convexas, más gruesas en el centro y más finas en los laterales. Hacen que la luz entre en el ojo un poquito más cerca, ya que los ojos de los hipermétropes son más pequeños.

 

  • Lentes de astigmatismo: Tienen diferente grosor en los bordes según la graduación que tengan, porque tienen en toda la lente una graduación y en una determinada parte del ojo tienen otra graduación.

lentes astigmatismo

 

  • Lentes para vista cansada (presbicia): Son com las de los hipermétropes (convexas). Consiguen que los rayos de luz entren en el ojo y se proyecten en la retina y no detrás de ella. De manera que el paciente pueda leer perfectamente de cerca.

Según incida la luz y dependiendo del tipo de lente que sea (para miopes, astigmatas o hipermétropes), enfocará delante o detrás según las necesidades de cada paciente.